Viajar en familia: la mejor manera de aprender idiomas

Viajar en familia: la mejor manera de aprender idiomas

El lema que nos define en LEARNING IDIOMAS no es otro que el de VIAJAR PARA APRENDER. Y que mejor forma de hacerlo que viajar en familia. Learning Idiomas es eso, una Agencia Promotora de programas de estudio en el extranjero. 

¿Por qué viajar en familia?

Nuestros estándares de calidad, cuando organizamos estos programas de salidas al extranjero, cuentan con tutores cualificados. Por eso, siempre hemos apostado por viajes en los que los tutores sean precisamente, los padres de los estudiantes. ¿Quién cuidaría mejor de un chico que sus propios padres? Pero esta conveniencia no responde únicamente a razones de eficacia. Viajar en familia tiene unas ventajas insustituibles que conviene resaltar. 

Un proverbio polaco dice que “tenemos toda la vida para trabajar, pero los niños son niños solo una vez”. Es decir, con toda seguridad el “lockdown” en el que se encuentra el mundo entero como medida para contener al Covid 19 ha supuesto: una convivencia especialmente estrecha entre padres e hijos durante estos días. 

Escuchar a los niños para viajar en familia

No hace mucho, cuando se inició el confinamiento, recibí la carta de uno de nuestros estudiantes. La había escrito a su familia, pero quería que fuera para todo el mundo. Con permiso de su madre y, sobre todo, de su autor, reproduzco aquí el texto de este estudiante de apenas 13 años. La plasmo aquí exactamente como la recibí:

“Estos días son un poco desconcertantes para la humanidad pero lo podemos afrontar con paciencia y tolerancia por eso os digo que lo conseguiremos entre todos ayudándonos los unos a los otros y con mas orden que nunca, pero sabed que solo las familias mas unidas son las mas poderosas y solo estas familias conseguirán luchar contra esta pandemia y acabar sin ningún tipo de problema y les servira de leccion para cualquier otro caso parecido en el futuro, pero ya estarán preparados y no les efectará de ningun modo asi que con este mensaje os quiero decir que no perdais la paciencia , que receis mucho y que intentéis aprovechar estos dias de la mejor manera que se os ocurra.”

El valor añadido

Éste es el verdadero valor añadido de viajar en familia. La familia es un factor esencial que permite desarrollar vínculos fuertes. Confianza, amor, entre todos los miembros de una familia. Invertir tiempo de calidad con la familia ayuda a gestionar con mayor eficacia los distintos retos. Infiere un sentimiento de confianza y seguridad. Además, crea el ambiente propicio en el que se pueden transmitir valores, etc. 

Viajar a un país extranjero como experiencia para aprender un idioma, es una de las experiencias más eficaces. Sin duda, esta experiencia será mucho más eficaz, en cuanto a la adquisición de un segundo idioma cuando la convivencia se hace en un ambiente de inmersión en un entorno familiar autóctono. Sin embargo, es bien cierto que también, la posibilidad de combinar esa inmersión con la posibilidad de vivir con los propios padres y hermanos, es exactamente el más idóneo de los ambientes para que aquellos que aún son muy pequeños… menores de 14 años, o que salen por primera vez al extranjero, se desenvuelvan con la soltura y la confianza de estar en “su propia casa” incluso en el extranjero. 

Ventajas e inconvenientes de viajar en familia

Pero… ¿es esto bueno para el aprendizaje de un idioma?, ¿no hemos hablado de la necesidad de exponerse al máximo al idioma que queremos aprender? – Sí, exactamente así… por eso, estos viajes que se organizan para toda la familia son viajes que incluyen la participación por parte de nuestros estudiantes, en actividades con chic@s locales, al menos, unas 20 horas por semana. De este modo, su exposición al idioma es amplia, pero sobre todo, a un idioma utilizado en un contexto de convivencia, donde además de la lengua target, se dan las circunstancias para que los críos desarrollen habilidades sociales con chic@s autóctonos, lo que les aportará una gran riqueza cultural, social, y madurativa. Hemos experimentado en muchos casos… como los estudiantes han hecho amigos entre los mismos chic@s nativos, lo que ha permitido que el tiempo de relación se expanda más allá del horario de las actividades de deporte, recreativas, o del tipo en el que haya decidido implicarse en los diferentes Day Camps… 

En ocasiones, a la vuelta de un par de veranos… las familias locales invitan a nuestros estudiantes a que pasen otro verano en convivencia con sus propios hijos de los que e hizo amigo en uno de aquellos campamentos a los que asistió cuando viajó con sus padres. 

Una experiencia inolvidable

A menudo, es difícil compaginar vacaciones de los padres con las vacaciones de los hijos, y que, a la vez, estos puedan salir al extranjero a aprender idiomas. También los padres requieren más y más, cada vez, un mayor dominio de una segunda lengua, para su ámbito profesional o sencillamente, como herramienta social. Con este modelo de vacaciones el beneficio es para todos y en todos los aspectos. 

Todos compartimos el convencimiento de lo conveniente que es hablar con los niños en una atmósfera distendida y, sobre todo, hablar de tantas cosas que salen de la cotidianidad rutinaria del día a día de la vida normal. Durante un viaje en familia con el contenido de zambullirse en una cultura diferente, como un local más, es una fuente de temas de conversación que difícilmente se podrá repetir en otro contexto diferente. 

 

Post A Comment

You must be logged in to post a comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat