La historia del teatro de Broadway

La historia del teatro de Broadway

Antes de contar la historia del teatro de Broadway, hay que poneros en situación. La avenida de Broadway es la calle, sin duda, más larga del mundo: 33 km dividiendo Nueva York longitudinalmente, aunque recorre la isla en diagonal, más que en vertical. En su cruce con Times Square crea el famoso “circuito de Broadway” donde se ubican los teatros internacionalmente conocidos, y que todos conocemos como “Broadway”

Para que una presentación se considere “Broadway”, debe realizarse en cualquiera de los 40 teatros profesionales que tengan 500 o más asientos en esta área. Una actuación que se lleve a cabo en Broadway es una marca de éxito ya que se considera el nivel más alto posible al que puede llegar el teatro comercial.

Teatro de Broadway: una historia única

Los orígenes de la historia del teatro de Broadway en Nueva York no comenzaron hasta 1750, cuando Thomas Kean y Walter Murray abrieron una compañía de teatro en la calle Nassau. Este teatro era lo suficientemente grande como para albergar a 280 clientes y, por lo general, representaba obras de Shakespeare y óperas. 

Una de las óperas de baladas más populares de la época fue The Beggar’s Opera, de John Gay. El teatro de Broadway frenó su actividad en la ciudad durante la Guerra de la Independencia, pero recomenzó de nuevo en 1798. Fue entonces cuando se construyó el Teatro Park, un teatro con capacidad para 2000 personas. 

 

teatrodebroadway

Después del éxito del Teatro Park, en 1826 se construyó el Teatro Bowery.  A partir de ahí, siguió la construcción de otros teatros a medida que lo espectáculos de trovadores de piel negra se hicieron más populares. Uno de los principales locales nocturnos de Nueva York era el Niblo’s Garden , un teatro ubicado entre las calles Prince y Broadway. Ahí se representaban musicales y no musicales. En la década de 1840, PT Barnum abrió un complejo de entretenimiento en el bajo Manhattan. Y en 1849 se inauguró el Astor Place Theatre. 

La influencia de Shakespeare en Broadway

Shakespeare fue uno de los dramaturgos más populares representados en los teatros neoyorkinos. Edwin Booth se hizo famoso por su representación de Hamlet. Charles Fechter, Fanny Davenport, Tommaso Salvini y Henry Irving fueron otros de los muchos actores que consagraron su fama gracias a las representaciones de Shakespeare. El género burlesque llegó a Nueva York cuando Lydia Thompson lo inició en NY con su compañía de teatro en 1868. Esta compañía, conocida como las “rubias británicas” se hizo muy popular en Nueva York.    

broadwayshakespeareLos musicales se pusieron en escena por primera vez a mediados de siglo. The Elves fue el primer musical de larga duración que se representó en Nueva York, con más de 50 representaciones consecutivas. Otros, como The Seven Sisters, una burletta musical de Laura Keene fueron popularizando el género musical. Pero lo que se considera el musical moderno, con danza y música original, no apareció en Broadway hasta 1866 con la apertura de The Black Crook. Este musical tuvo una duración de cinco horas y media y se representó 474 veces. El teatro Vaudeville comenzó en 1881 con el musical The Mulligan Guard Picnic, en el que los personajes eran personas de en la vida cotidiana.   

Las óperas cómicas de Gilbert y Sullivan se hicieron muy populares. Entre ellas se encuentran las producciones del Capitan de John Philip Sousa y Robin Hood de Reginald Dekoven .  

El teatro de Broadway en el siglo XX y en la actualidad

A principios del siglo XX, los espectáculos del “Princess Theatre” se hicieron muy populares. Muchos fueron escritos por Victor Herbert, Guy Bolton y PG Wodehouse cuyas obras representaban la cotidianidad de la vida diaria. Algunos de los espectáculos más populares incluyen Naught Marietta, The Red Mill y Babes en Toyland.

Fue durante esta época cuando los letreros luminosos empezaron a ganar protagonismo. El primer espectáculo con cartel propio fue, precisamente, The Red Mill En 1919, se requerían contratos estándar para todas las producciones profesionales según lo establecido por la Actors Equity Association . Cuando el cine introdujo el sonido en sus cintas, el teatro sufrió un descenso de audiencia. Por otra parte, los locos años veinte se propiciaron que los teatros se convirtieran casi en espectáculos solo musicales, sin lugar para un argumento dramatizado.  Son de esta época grandes compositores de música para el teatro entre los que se incluyen Cole Porter, George Gershwin, Vincent Youmans, Jerome Kern, Noel Coward y Rodgers y Hart. Show Boat consiguió por fin que el drama se recuperara en los musicales de Broadway. 

Después de la Gran Depresión, Broadway entró en su edad de oro con muchos éxitos de taquilla que se representaron en miles de sesiones.  ¡Oklahoma! Por ejemplo, llegó a tener hasta 2.212 representaciones.

Durante la década de 1920, el genio dramaturgo tuvo iconos que se han hecho cládicos: Eugene O’Neil, Arthur Miller, Tennessee Williams, Maxwell Anderson y Elmer Rice. Shakespeare también recuperó su protagonismo, y otros dramaturgos como George Bernard Shaw. Obras que fueron representadas por actors de la talla de John Gielgud, John Barrymore, Paul Robeson, Katharine Cornell y Maurice Evans.  

 

Post A Comment

You must be logged in to post a comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat