Enseñanza post Covid-19: ¿Qué cambios se avecinan?

Enseñanza post Covid-19: ¿Qué cambios se avecinan?

La enseñanza Post Covid-19 será una enseñanza mejorada, con mayor flexibilidad, accesibilidad y globalidad.

  • El “parón” del confinamiento puede servir para replantearnos la enseñanza en el sistema actual. 
  • La tecnología ha entrado de lleno en la enseñanza y continuará para las generaciones futuras.
  • En un mundo donde el conocimiento está a un clic de distancia, el papel del educador debe cambiar.

Alicia, de 5 años, ve un video que ha mandado el colegio, mientras estudia con su padre durante el confinamiento. Santo Andre, Brasil.

Imagen: REUTERS/Amanda Perobelli. 30 Mar 2020

 

 

Desde la Segunda Guerra Mundial, no se ha visto que las las instituciones educativas se vean “paralizadas” a la vez y en todo el mundo por una misma razón. Sabemos que el impacto de este virus será de gran alcance, pero ¿qué significa a largo plazo para la enseñanza?

Desde hace tiempo, se habla de la necesidad de repensar cómo educamos a las generaciones futuras. Ahora puede ser el momento que el sector necesitaba para cuestionarnos cómo educamos, qué necesitamos enseñar y para qué estamos preparando a nuestros estudiantes. A medida que las nuevas formas de comunicarnos se imponen en la enseñanza, debemos reflexionar sobre cómo esta crisis disruptiva puede ayudarnos a definir la enseñanza Post Covid-19 para las Generaciones Z, Alfa y posteriores.

La mayoría de los estudiantes  son de la Generación Z, una generación que ha crecido en un mundo verdaderamente globalizado. Probablemente, ellos mismos se cuestionen su propia enseñanza post Covid-19. Esta generación está definida por la tecnología. Los términos FOBA (Miedo a estar solo) y FOMO (Miedo a perderse) expresan su expectativa de comunicación y retroalimentación instantánea, efectuada a través de aplicaciones como Instant Messenger, Snapchat y WhatsApp. Eso incluye que tanto padres como educadores, se enfrentan a un reto de adaptación.

Algunas características de la Generación Alpha

Esta generación entiende bien el poder de trabajar en equipo para resolver algunos de los mayores desafíos mundiales, como el cambio climático y la salud mental. También es prioridad en su agenda, la responsabilidad colectiva de aislarse a sí mismos para proteger a más mayores.

La enseñanza Post Covid-19 para la Generación Z está muy entrelazada con la tecnología.

Image: Global Indian International School

La Generación Alpha, hijos de los millennials, es la generación con mayor diversidad racial en todo el mundo. Para ellos, la tecnología es una extensión de su propia conciencia e identidad, donde las redes sociales son una forma de vida. Estos jóvenes con estructuras familiares menos tradicionales, a menudo se les infantiliza. Los padres “pica piedras” pretenden eliminar casi todos los obstáculos a sus hijos. Posiblemente, la Generación Alfa no es consciente del impacto de la pandemia mundial en su enseñanza, pero no tardará en advertirlo. 

En medio de la crisis COVID-19, estamos seguros de que los educadores, se preguntan para qué debemos preparar a nuestros estudiantes en el futuro. Según un informe de Dell Technologies, el 85% de los trabajos en 2030 a los que aspirarán la Generación Z y Alpha aún no se han inventado. Según este informe del Foro Económico Mundial, el 65% de los niños de primaria hoy trabajarán en trabajos que aún no existen.

La crisis COVID-19 puede cambiar nuestro mundo y perspectiva global; y debe enseñarnos sobre cómo cambiar la enseñanza para preparar mejor a nuestros jóvenes. Algunas de esas enseñanzas podrían ser:

  1. Enseñanza Post Covid-19 para ciudadanos en un mundo interconectado

COVID-19 es una pandemia que ha puesto en valor la “Aldea Global”: Ya no existen los problemas y acciones aislados. Las personas con éxito deberán ser capaces de comprender esta interrelación y traspasar fronteras de países para aprovechar las diferencias y trabajar de una manera globalmente colaborativa.

  1. Enseñanza Post Covid-19: educadores reciclados

La noción de un educador como el que imparte sabiduría a sus alumnos ya no es adecuado para la enseñanza del siglo XXI. Los estudiantes tienen acceso directo al conocimiento e incluso aprender a través de unos pocos clics en sus dispositivos electrónicos. Esto significa que el papel de los educadores debe mirar la tarea de facilitar el desarrollo de los jóvenes como miembros activos que aporten valor a la sociedad.

La resiliencia y la capacidad de adaptación son valores fundamentales para acceder al mercado laboral.

  1. Enseñanza de valores esenciales para la vida 

En este entorno global, los jóvenes requieren resistencia y adaptabilidad, valores esenciales para superar de manera efectiva esta pandemia. Mirando hacia el futuro, los valores más importantes que buscarán los empresarios en sus posibles empleados serán la creatividad, la comunicación y la colaboración, junto con la empatía y la inteligencia emocional; y la capacidad de poder trabajar transversalmente entre grupos demográficos variados.

  1. Hacer accesible la tecnología a todos

La pandemia COVID-19 ha obligado a las instituciones educativas en todo el mundo a aprovechar repentinamente todas las herramientas tecnológicas disponibles. Los educadores están experimentando nuevas posibilidades para hacer las cosas con mayor flexibilidad. Esto beneficia la accesibilidad a la enseñanza. Estos son nuevos modos de instrucción que anteriormente no se habían utilizado a gran escala, y que ahora sí.

Esperamos que la Generación Z, Alfa y las venideras, aprovechen estas experiencias de aislamiento y enseñanza remota, como un recordatorio cauteloso de la importancia de nuestra necesaria comunicación cara a cara, y de la insustituible interacción social.

Post A Comment

You must be logged in to post a comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat